SAM GAZE DERROTA A NINO SCHURTER EN STELLENBOSCH

Duelo muy intenso entre Nino Schurter y Sam Gaze. Las nuevas generaciones empiezan a asomar la cabeza en la élite del XCO. El repaso a una carrera de Copa del Mundo que no se ha decidido hasta los metros finales

La Copa del Mundo de XCO 2018 ya ha arrancado. Lo ha hecho con la prueba de Stellenbosch, más tempranera que nunca. Ha sido una carrera excepcional por su circuito llamativo y espectacular, su gran nivel de participación y la emoción de las carreras vividas. Nino Schurter partía con la presión de igualar lo logrado en 2017, ganar todas las carreras de la Copa del Mundo.

 

Nino Schurter ha seguido el guión que siempre plantea. Ha realizado una salida perfecta, controlando la carrera desde las primeras posiciones y ahorrando energía que muchos de sus rivales han tenido que gastar para recuperar posiciones en la primera fase de la carrera.

Sam Gaze partía como uno de los corredores a seguir. Ya en 2017 hizo un gran inicio de temporada y en este 2018 aún lo ha mejorado. Saliendo el 30ª lograba remontar de forma rápida y se situaba a la estela de Nino Schurter. En un principio el grupo delantero incluía a Anton Cooper, Henrique Avancini, Maxime Marotte y un sorprendente Mathieu van der Poel, que lograba remontar saliendo el 47º en tiempo récord.

 

Tal y como el holandés contactaba con el grupo Sam Gaze forzaba el ritmo para romperlo. Él y Nino Schurter se iban en solitario. Tras ellos el holandés comandaba la persecución. El dúo delantero mantenía una ventaja que siempre estaba por debajo de los 30 segundos. Schurter intentaba forzar al biker de Specialized a tirar más en cabeza de carrera pero, esta vez, Gaze no entraba en su juego.

Van der Poel se entregaba a la persecución, algo que iba pagando a medida que avanzaba la carrera. Marotte se quedaba en solitario en la 3ª plaza y detrás quien ganaba posiciones rápidamente era Mathias Fluckiger, cazando a Anton Cooper en la pelea por la última posición del podio.

La vigilancia entre Gaze y Schurter permitía que Marotte entrase en el grupo de cabeza. El francés siempre compite de menos a más y siempre suele sufrir en las primeras vueltas. Aunque los cambios de ritmo de Schurter eran demasiado para él. Tras ellos 5 corredores se iban a jugar la 5ª plaza. Cooper, Carod, Avancini, Vogel y Fluckiger pasaban juntos con dos vueltas para el final.

La duda estaba en saber si Gaze acabaría como Valero, Sintsov, Fluckiger, Kulhavy o todos los que rodaron con Nino Schurter en cabeza de carrera en las Copas del Mundo de 2017. De entrada, en la penúltima vuelta de la carrera, habitualmente la que Nino usaba para atacar y abrir hueco, ambos permanecieron unidos.

Todo llegaba por decidirse a la última vuelta. Con algunos gestos de cansancio de Nino y algún intento fallido de descolgar a Gaze. El sprint final fue para Gaze, un especialista en estos finales (no obstante destacó mucho en los Eliminator hace unos años). Nino Schurter veía como se le escapaba el pie del pedal en el sprint, pero sus opciones de remontar parecían nulas. Una victoria histórica que rompe la racha de victorias de Nino Schurter.

Maxime Marotte, que casi llega a entrar en el sprint por la victoria, completaba una excepcional carrera rodando siempre a su ritmo para ser 3º. Van der Poel completaba otro día excepcional, con remontada express incluida, para ser 4º. El podio lo cerraba el joven francés Titouan Carod.

En el resto del top-10, Cooper era 6º, Vogel 7º, Avancini 8º, Mathias Fluckiger 9º y, ojo a este resultado, Andri Frischknecht completaba el top-10.

Por : Esmtb