QUE ES Y 6 CONSEJOS PARA HACER UN WHIP

¿Problemas para ir de lado? Estos trucos te ayudarán a lograrlo.

El clásico whip (girar la bici en el aire) es uno de los movimientos más elegantes que puedes hacer con una mountain bike.
Parece algo muy sencillo de hacer pero clavarlo lleva mucho tiempo y práctica. Aquí tienes seis consejos para que empieces a trabajar.

1. Primero siéntete cómodo en el aire

Aunque sea algo obvio lo primero que tienes que hacer es sentirte cómodo cuando saltas con la bici antes de intentar hacer un whip. Ello no significa que tengas que atacar saltos gigantescos, pues con uno pequeño también puedes hacer un whip. Encuentra un sitio para volar donde estés cómodo y practica hasta que te salga de manera automática. Una vez que saltes con naturalidad hacia delante llegará el momento de ponerte de lado.

 

2. Comienza antes del despegue

Un buen whip empieza antes de que estés en el aire pues tienes que llevar la bici hacia un lado. Es un movimiento sutil pero colocar la mountain bike y girar la rueda delantera te da la inercia para ir de lado. Empieza poco a poco con saltos pequeños y antes de aterrizar pon la bici derecha. Si giras la rueda delantera hacia la izquierda mueve tus hombros en sentido contrario a las agujas del reloj. Y al revés si mueves la rueda delantera hacia la derecha.

 

3. Mueve las caderas

Poco a poco ve moviendo la rueda trasera hacia un lado. La rueda delantera la giras con tus brazos pero la posterior la tendrás que girar usando tus caderas. Si observas a un profesional verás que su pecho se mantiene bastante quieto y derecho. Una vez más, ve poco a poco, moviendo cada vez más la rueda trasera.

4. Prepara el aterrizaje

A menudo lo más difícil es enderezar la bici para conseguir un buen aterrizaje. Es parecido al despegue, sólo que al revés. Si has girado la rueda delantera a la izquierda la rueda posterior va en dirección contraria a las agujas del reloj, así que gira la rueda delantera y lleva toda tu inercia hacia la derecha (en sentido de las agujas del reloj). Si el whip es hacia el otro lado, tienes que hacerlo entonces al revés. De esta manera conseguirás un aterrizaje suave.

 

5. Elige bien los saltos

Es posible realizar un whip en casi cualquier salto pero unos son más fáciles que otros. Cuando estás aprendiendo los más sencillos son una buena manera de empezar. Un salto sobre un montículo recto te ayudará a ir practicando sin tener que obsesionarte con conseguir un aterrizaje perfecto.

 

6. Recuerda que es un proceso en evolución

A diferencia de otros movimientos como un 360 o un barspin, donde no hay término medio, lo has hecho o no. En cambio el whip es un proceso que va evolucionando, hay diferentes grados a la hora de hacerlo. Empieza poco a poco y ve realizando movimientos cada vez mayores. Hacerlo como un profesional te llevará mucho tiempo pero un buen whip es uno de los movimientos más elegantes en el mountain bike. Así que el esfuerzo merece la pena.

Por : REDBULL