LA DIETA MÁS SALUDABLE DEL MUNDO: LOS EXPERTOS NOS DICEN

La revista médica The Lancet, una de las más prestigiosas del mundo, ha presentado un informe con el objetivo de fomentar una dieta saludable, tanto para los seres humanos como para el conjunto del planeta.

En la comisión de este informe han participado durante 3 años nada menos que 37 expertos en nutrición, salud, sostenibilidad ambiental y gobernanza sociopolítica de 16 países, concluyendo que hay que duplicar el consumo de frutos secos, legumbres o vegetales y reducir el de azúcar y carnes rojas.

Para desarrollar el informe acerca de cuál es la dieta más saludable, la comisión científica internacional se ha basado tanto en los efectos beneficiosos de los alimentos para la salud como en el esfuerzo medioambiental necesario para que esta alimentación sea sostenible.

Se trata de la primera dieta que tiene en cuenta la salud de las personas y la del planeta, bautizada por los propios expertos como Dieta de Salud Planetaria y explicada en profundidad en un informe de casi 50 páginas.

Según el informe, más de tres mil millones de personas tienen actualmente una alimentación excesiva o escasa y, a la vez, la industria alimentaria produce más alimentos de los que el planeta puede ofrecer.

Las consecuencias de este ritmo, si no se corrige, son la pérdida de la biodiversidad, una aceleración del cambio climático y un aumento de la contaminación debida a los fertilizantes y la aplicación excesiva de nitrógeno de las industrias agrícolas y ganaderas.

Uno de los expertos que han participado en el informe, el profesor Tim Lang de la Universidad de Londres, explica que “la comida que comemos y cómo la producimos determina la salud de las personas y el planeta, y actualmente estamos cometiendo un grave error.

Necesitamos una revisión importante para cambiar el sistema alimentario mundial a una escala que no se haya visto antes, de manera apropiada a las circunstancias de cada país”.

Resumido de forma muy breve, el informe publicado por The Lancet concluye que los seres humanos tienen que duplicar el consumo de frutas, verduras, legumbres y frutos secos y reducir más del 50% el consumo de azúcar y de carnes rojas como las de vacuno, cerdo o cordero.

El objetivo de esta dieta es lograr que en el año 2050, los diez mil millones de habitantes del planeta puedan tener acceso a una nutrición saludable mediante sistemas alimentarios sostenibles. La dieta que lograría conseguir este objetivo queda de la siguiente forma, basada en una alimentación diaria de 2.500 Kcal: