LA BICI CON LA QUE SCHURTER CORRERÁ EL MUNDIAL EN CAIRNS