EN EL MUNDIAL DE CICLISMO FROOME Y DUMOULIN BUSCAN LA GUINDA A SU GRAN AÑO Y CASTROVIEJO REPETIR PODIO

Los dos grandes protagonistas de 2017, Chris Froome, autor de un inédito doblete Tour-Vuelta, y Tom Dumoulin, ganador del Giro, buscan poner la guinda a su gran año en la contrarreloj individual de los Mundiales de Bergen (Noruega), una carrera que Jonathan Castroviejo encara con el sueño de repetir el podio alcanzado en Doha 2016.  

No lo tendrán fácil ninguno de los tres, ya que la nómina de candidatos al oro, al podio y a puestos relevante es amplia y variada, con muchos corredores capacitados para ello.  

Aunque el holandés especialista en cronos y también en las ascensiones a muros de grandes porcentajes es el máximo favorito, ya que después de ganar su primera gran vuelta este año en Italia su atención ha estado enfocada a la prueba de este miércoles.  

Dumoulin, plata en los JJOO de Río 2016 y bronce en Ponferrada 2014, ya avisó de sus ambiciosas pretensiones en la crono por equipos que el domingo dominó con su formación, el Sunweb, en la que le acompañaba Wilco Kelderman, segundo en la última crono de la Vuelta 2017 y también candidato a acabar en una posición destacada.  

El holandés Tom Dumoulin compite en la contrarreloj élite masculina individual celebrada en los Campeonatos del Mundo que se celebran en Doha (Catar) hoy, 12 de octubre de 2016. Noushad Thekkayil

Froome, bronce en Río y ganador de la contrarreloj de Logroño en la Vuelta, tiene ante sí el reto de cerrar un curso ya histórico que le ha situado ya definitivamente junto a los grandes de la historia, los Eddy Merckx, Bernard Hinault, Miguel Indurain y compañía.  

El británico nacido en Kenia ya ha añadido en Bergen el bronce de la contrarreloj por equipos a su excepcional curso y más medallas no harían sino fortalecer aún más su figura en los anales.  

A Dumoulin y Froome, además, les potencia sus candidaturas el puerto de 3,4 kilómetros al 9 por ciento, y tramos por encima del 10, en el que acaba el recorrido de 31 kms. dispuesto por la organización del campeonato.

Una subida al Monte Floyen que se perfila decisiva en el resultado final de la carrera.   Esa ascensión final es, encima, el gran problema de los principales rivales de los dos grandes favoritos, ya que la mayoría de ellos, aún siendo grandes especialistas, son fundamentalmente rodadores.  

Entre ellos está el vizcaíno de Algorta Jonathan Castroviejo, que completó un gran 2016 con el oro en el Europeo de Plumelec, el bronce en Doha y una cuarta plaza olímpica en Río de Janeiro que no fue bronce por apenas unos segundos.  

Pero las opciones de repetir tamaños éxitos son complicados para Castroviejo, sexto con el Movistar el domingo en la CRE, y con las amenazas de corredores como el australiano Rohan Dennis, clave en la plata del domingo del BMC ya en Bergen, el esloveno exsaltador de esquí Primoz Roglic, el polaco Maciej Bodnar, el bielorruso Vasil Kiryienka, oro en Richmond 2015 y bronce en Valkenburg 2012, o el belga Victor Campenaerts, plata y oro en los Europeos 2016 y 2017.  

El último en salir, cerrando la última de las seis tandas en las que han sido divididos los 65 corredores inscritos, será el más laureado de todos, el gran Tony Martín, vigente campeón.  

Al alemán, que ya no parece en la forma de sus mejores años, la subida final le hará harto complicado ampliar el excelso palmarés en una prueba en la que ya suma siete preseas y cuatro títulos (2011, 2012, 2013 y 2016). Las otra tres medallas una de plata (2014) y dos de bronce (2009 y 2010).