¿EL INICIO DE UN CAMBIO? FUERTES SANCIONES DE LA UCI PARA QUIENES TIREN BIDONES O BASURA EN CARRETERA

La imagen de ciclistas profesionales tirando bidones y envoltorios de geles y barritas ha acompañado al ciclismo de carretera durante años y ha hecho que muchos aficionados adoptasen esas mismas actitudes

Es una imagen vergonzosa del ciclismo de carretera. Ver como los ciclistas arrojan bidones a la carretera o al arcén en cada una de las pruebas profesionales que se retransmiten en TV.

Una imagen que debería ser parte del pasado y que no se debería asociar a un deporte como el ciclismo, llamado a ser imagen de un modo de vida saludable y una actitud ecológica.

Además, en el mountain bike, muchos debutantes y aficionados “emulan” a sus héroes de la carretera y acaban esparciendo su basura por los recorridos de marchas y carreras sin escrúpulos. La UCI, consciente del problema de imagen que supone para el ciclismo, va a intentar poner freno a esa mala costumbre de los profesionales a base de multas económicas.

Muchos aficionados ha adoptado ese mismo comportamiento al verlo en los profesionales

En el mountain bike el arrojar basura (especialmente envoltorios de geles o barritas) está suponiendo que muchas carreras y marchas se encuentren con trabas a la hora de conseguir permisos para su celebración.

La mala imagen que unos pocos dan al deporte acaba repercutiendo en todos. Se han realizado multitud de iniciativas por parte de organizaciones, colectivos y marcas para educar a los bikers sobre la obligación de no dejar ningún residuo en la montaña o en la carretera. Aún así, muchos siguen haciendo oídos sordos y otros, viendo que los profesionales lo hacen, lo ven como un gesto de “pro”.

Eso se debe acabar y los profesionales del ciclismo de carretera deberían ser los primeros en dar ejemplo en cuanto a valores y respeto por el medio ambiente.

La UCI va a ponerse dura a partir de este año en este aspecto. Ha introducido modificaciones en el reglamento para sancionar económicamente con multas desde los 200 a los 500 francos suizos (175 a 440€), pudiendo llegar hasta los 1.000 francos suizos (880€) según las circunstancias.

Si bien no son cifras especialmente importantes para los presupuestos de un equipo UCI ProTour, si debería ser un nuevo freno y una nueva muestra de la importancia que este tema está cogiendo en la imagen del deporte.

La UCI aumentará las zonas donde los ciclistas pueden tirar sus residuos (bidones y barritas) en cada carrera. Se trata de zonas controladas que después son limpiadas por la propia organización. El hecho que se publique el listado de ciclistas sancionados por este motivo en cada carrera también debe suponer un freno a estas acciones. Una forma de decir que, o se aprende por las buenas o por las malas.

Por: EsMtb