EL GIRO 2019 SALDRÁ DE BOLONIA CON UNA CONTRARRELOJ

El Giro de Italia de 2019 empezará el 11 de mayo con una prueba contrarreloj de 8,2 kilómetros en Bolonia (Emilia-Romagna, norte), según informaron este lunes los organizadores de la carrera rosa.

La 102 edición del Giro, que se disputará del 11 de mayo al 2 de junio de 2019, volverá a empezar en Bolonia, algo que no ocurría desde 1994, y tendrá hasta tres etapas que se disputarán enteramente en Emilia Romagna, una región que cuenta con una gran tradición en el ciclismo.

La primera prueba será una contrarreloj de 8.2 kilómetros que saldrá de Bolonia y terminará en el cerro de San Luca, con una subida de 2,1 kilómetros con un promedio de pendientes del 9,7 % y cumbres que alcanzan el 16 % en el tramo final.

La capital de Emilia Romagna será protagonista también en la segunda etapa, con los corredores que saldrán de Bolonia y que pedalearán hacia el sur de Italia, con final en una ciudad que todavía no ha sido desvelada por los organizadores.

La región norteña volverá a ser protagonista en la novena etapa, con otra contrarreloj, esta vez de 34,7 kilómetros, que se correrá el 20 de mayo entre las localidades de Riccione y San Marino.

Los primeros 20 kilómetros serán globalmente planos mientras que el tramo final será muy exigente, con una subida y que irá intensificándose hasta llegar a la meta de San Marino, con pendientes que superan el 10 por ciento.

Tras la segunda contrarreloj del Giro 2019, los corredores disputarán la última etapa completamente organizada en Emilia Romagna, con una prueba de 147 kilómetros entre los municipios de Ravenna y Módena.

Será una etapa que a priori favorece un final al esprint, ya que el recorrido es plano al pasar por la Llanura Padana.

La última ciudad de Emilia Romagna que albergará la salida de una etapa del Giro será Carpi; los corredores saldrán de la pequeña ciudad “emiliana”, de 70.000 habitantes, y se dirigirán hacia oeste, aseguraron los organizadores, sin aclarar el destino final.

El consejero delegado del Giro, Paolo Bellino, que participó en el acto de presentación organizado en Bolonia, informó además de que la próxima carrera rosa se disputará “casi completamente” en Italia, después de que el año pasado empezara en Israel.

“Después de 25 años y por segunda vez en su historia el Giro empezará desde Bolonia. Esta manifestación es un orgullo para nuestro país y esta edición se disputará casi completamente entre los confines nacionales”, dijo Bellino en su intervención.

“Nos dará la posibilidad de mostrar al mundo la excelencia de Italia, empezando por una estupenda región como Emilia Romagna”, agregó.

Por su parte, el director del Giro, Mauro Vegni, subrayó que cada etapa que se disputará en Emilia Romagna ha sido planeada con máximo cuidado y que tendrá “una connotación particular”.

Así, la primera contrarreloj se cerrará en el cerro de San Luca, uno de los lugares emblemáticos de Bolonia, mientras que la segunda, de Ravenna a San Marino, estará dedicada a la celebración de unas tierras famosas por el vino “Sangiovese”, afirmó Vegni. EFE