BERRIA BRAVO BR 2019, LA 5A GENERACIÓN DE LA MOUNTAIN BIKE MÁS EMBLEMÁTICA DE LA MARCA

La Berria Bravo BR llega a su 5a generación más ligera que nunca, más rígida que nunca y más cómoda que nunca. La evolución de una mountain bike de competición mítica en la gama de Berria
Si hay un tipo de bicicletas en las que Berria tiene una enorme experiencia es en las rígidas de XC. No obstante, durante mucho tiempo estos modelos fueron la estrella de su catálogo hasta que la Berria Mako llegó para robarles protagonismo.

Los cuadros rígidos de carbono de Berria siempre han contado con una línea de diseño propia, soluciones innovadoras y buen peso. La Berria Bravo es el modelo que ha permitido crecer a la marca en el mountain bike, su apellido más emblemático. Por ello, crear una nueva generación de la Bravo era todo un reto. Más aún con un rediseño tan profundo como el que ha recibido. ¿La Berria Bravo BR 5 seguirá el éxito de la saga?

Berria es una marca que da pequeños pasos, pero firmes. Alejada de las grandes estructuras de las multinacionales del sector, la compañía española trabaja y cuida al detalle cada uno de sus lanzamientos. No hay margen para el error. Por ello revisar un modelo que ya era exitoso como la pasada Bravo BR era un desafío.

La 5ª generación de la Berria Bravo debía superar el rendimiento de su antecesora. De entrada, la nueva Berria Bravo BR mantiene la esencia de toda la saga. El carácter racing y su enfoque a la competición. O a aquellos que quieren una rígida de altas prestaciones. Por nuestras manos ha pasado el mejor montaje disponible, la Berria Bravo BR 9.3. La mejor forma de sentir todas las bondades del nuevo cuadro.

Peso pluma, objetivo prioritario de la Berria Bravo

Pocas cosas visten más en el lanzamiento de un modelo de XC que el peso. Así, la nueva Berria Bravo BR puede sacar pecho con sus 890 gramos de peso para el cuadro en talla M. Podemos hablar de rigidez, de capacidad para filtrar vibraciones o de comodidad, pero ninguno de esos aspectos se puede medir numéricamente de forma tan atractiva para el usuario como el peso.

Para lograr ese peso hay que mirar a su proceso de fabricación. Por un lado la marca sigue fiel al carbono TeXtreme. Aunque buena parte de la reducción de peso llega gracias a la forma en que se usan las fibras de carbono, con una distribución que permite emplear menos resina y con ello limar gramos a la báscula.

No se ha querido descuidar la rigidez en los puntos clave. Los extremos de los tubos diagonal y horizontal cuentan con una distribución y cantidad de fibras específica para garantizar una buena rigidez. La parte frontal del cuadro es un punto clave de la Berria Bravo. En el modelo anterior ya era una zona que proporcionaba una enorme rigidez lateral y precisión a la hora de trazar gracias a su diseño sólido. Eso se ha mantenido y mejorado en la nueva Berria Bravo, que, además, utiliza sus propios rodamientos de dirección OH2S sobredimensionados a 1½” – 1½” para aumentar la rigidez y absorción sin merma importante en el peso final.

En busca de la comodidad en una rígida de competición

Aunque no está a la vista, el tubo diagonal cuenta con un refuerzo interno que ayuda a mejorar el filtrado de vibraciones. La segunda premisa de la nueva Berria Bravo BR, tras el peso, ha sido mejorar en comodidad, y este es uno de los puntos introducidos en su diseño en esa dirección. El tubo vertical es asimétrico en su unión a la caja de pedalier. Se ha usado una tija de sillín de 27,2 mm, la medida que permite una mayor flexión y con ello un mayor filtrado de vibraciones.

El punto “caliente” para mejorar esa absorción de irregularidades está en los tirantes. Han sido diseñados para contar con un movimiento controlado ante impactos gracias al uso de diferentes tipos de carbono TeXtreme, dentro de su tecnología Active Stay.

No acaban aquí los detalles del cuadro de la Berria Bravo BR. Toda la parte trasera se ha pensado para su uso con barro. ¿Qué quiere decir eso? Que se ha buscado el mayor paso de rueda posible y, para conseguirlo, se ha tenido como referencia el uso de neumáticos de 2,35″ de balón. Teniendo en consideración la nueva tendencia hacia el uso de cubiertas más anchas. Incluso con esa medida, la más grande recomendada por la marca, se ha logrado tener un mínimo de 30 mm de distancia libre con el cuadro desde el punto exterior del taqueado. Todo ello a pesar de lograr unas vainas muy cortas, que son asimétricas y crean uno de los puntos visuales más característicos de este modelo.

La Berria Bravo BR tiene su dosis de “aerodinámica” para el mountain bike, pero no como te imaginas. Si hablamos de aerodinámica en una bicicleta seguramente te vendrá a la mente la imagen del túnel del viento, tubos planos y demás recursos habituales para mejorar la lucha el viento. Aquí se han estudiado las formas del cuadro para lograr que estas no creen ningún lugar donde se pueda almacenar el barro. Nade de sitios planos donde se acumulan montañas de suciedad, especialmente en días de barro. Usando principios de aerodinámica y fluidodinámica se han diseñado formas que evitan que se acumule peso extra en el cuadro. ¿De qué te sirve tener el cuadro más ligero si es un imán para que se pegue el barro? Aquí ha querido incidir Berria con las formas, más afiliadas de lo habitual, en algunos puntos de la parte trasera. Un concepto de diseño que han bautizado como AMS (Anti Mud System).

También se ha rediseñado el anclaje de la pinza de freno, quitando peso gracias a un diseño minimalista. La Berria Bravo BR cuenta con cableado interno, es Boost y tiene un nueva patilla de cambio ideada para resistir la fuerza adicional de los cambios en piñones extra grandes como los que se emplean en las nuevas transmisiones de 12 velocidades. Visualmente, es más estilizada y con unas líneas más finas que su antecesora.

Geometría completamente revisada y adaptada por tallas

Estamos ante una rígida de competición. Aquí la receta de la nueva geometría llega amortiguada dado que los corredores aprecian la reactividad en las subidas y la agilidad extrema a baja velocidad. Por ello, aunque el ángulo de dirección se ha relajado sigue estando en una medida en la que prima la rapidez de reacciones de la dirección, los 69,5º de la talla M siguen en la línea del carácter racing que siempre ha atesorado la saga Berria Bravo BR. El ángulo de dirección, así como otros parámetros de la geometría que suelen ser fijos en todas las tallas (como longitud de vainas o ángulo de sillín) varían según la talla del cuadro en una aproximación a la geometría orientada a cada tamaño de cuadro que es mucho más lógica y que va a ser tendencia en el futuro más cercano. Berria ya se ha subida a ese tren.

Las vainas se quedan en unos cortos 429 mm aportando agilidad y reactividad a la bicicleta. El tubo de dirección es corto, con 100 mm para la talla M, lo que hace que no necesitemos potencias con angulaciones imposibles para tener una posición racing sobre ella.

Este año se ha incrementado el reach en todas las tallas aunque gracias a la reducción de la medida de vainas la distancia entre ejes no solo se mantiene respecto al anterior modelo, sino que se reduce ligeramente. También ha aumentado la caída de la caja de pedalier respecto al eje de las ruedas. Esto hace que el peso se posicione más bajo y con ello también el centro de gravedad, contribuyendo a una mejor estabilidad. En Berria han buscado todas las pequeñas ganancias posibles con su nueva geometría.

Vale la pena pararse un instante a ver los cambios de medidas entre tallas en una aproximación más lógica a como deberían funcionar las geometrías en función del tamaño del cuadro.

En marcha con la Berria Bravo BR 9

Hay que decir que hemos podido disfrutar del mejor montaje de la casa. Eso se traduce en componentes ligeros que casan a la perfección con el carácter del también ligero cuadro Berria Bravo BR. Si sabes leer entre líneas de los números de la geometría ya te habrás hecho una idea de qué transmite la Berria Bravo BR. Agilidad y rapidez de reacciones son sus principales virtudes gracias a la nueva geometría. Especialmente en las subidas y en los tramos más revirados a baja velocidad. La rigidez de todo el conjunto y sus medidas compactas en la parte trasera, unido al bajo peso, hacen que acelerar la Berria Bravo BR sea un auténtico goce.

A nivel de cuadro, respecto al modelo anterior que ya pudimos probar en ESMTB, no sólo se ha mantenido la extraordinaria rigidez que la caracterizaba, sino que se ha logrado acompañar de una mejor absorción de vibraciones. Sí, no deja de ser una rígida, pero el conjunto de tija de 27,2 y las vainas más orientadas a contar con cierta flexión contribuyen a filtrar las irregularidades del terreno. No te equivoques, no es una Berria Mako, pero tampoco es una tabla rígida incontrolable en zonas rizadas.

La buena rigidez conseguida en pipa de dirección y pedalier, especialmente en el plano lateral, se percibe de forma notoria en sprints sobre asfalto, donde las reacciones son cercanas a un modelo de carretera. El anterior modelo ya era preciso a la hora de trazar curvas y éste no ha perdido esa cualidad a pesar de la rebaja de peso.

Está claro que en Berria han trabajado mucho en esta 5ª versión de su modelo con más historia en el apartado de mountain bike, y también está claro que han dado en el clavo con todas las mejoras introducidas. La Berria Bravo BR no ha perdido ni una pizca de su carácter marcadamente racing, pero ahora es un poco más fácil de conducir dentro de los estándares de comportamiento en cuadros sin suspensión.

Montaje de la Berria Bravo BR

Como os hemos dicho, el equipamiento de la Berria Bravo BR que hemos probado es el mejor que podía ofrecer la marca. Hay que saber que gracias a su configurador se pueden cambiar algunos componentes para ajustar el precio al máximo o escoger componentes que sean de nuestro agrado. Como por ejemplo las ruedas.

También se pueden personalizar componentes como las bielas, donde podemos escoger entre 170 o 175 mm, o la medida de la potencia. Todo ello, opciones que son más que bienvenidas.

Del resto, hay poco que criticar cuando una bicicleta viene montada con el grupo SRAM XX1 Eagle completo. Los frenos SRAM Level Ultimate también están a la altura de lo que se espera en un montaje tope de gama. La horquilla, una Fox 32 SC Factory, es una de las mejores elecciones que podemos hacer para un montaje XC.

En los componentes se ha arriesgado un poco más y la firma italiana FRM aporta buena parte de los accesorios. Ligeros y con un toque “exótico” para ser un montaje de fábrica. Tija, potencia y manillar son suyos, todos cumpliendo su cometido de forma correcta.

El sillín, completamente de carbono, es más complejo en su elección. Está firmado por Saevid, realizado en España. No nos ha resultado especialmente cómodo, incluso comparándolo con sillines del mismo tipo sin acolchado. Aunque ya sabemos que el sillín es un componente donde las preferencias personales marcan mucho.

De todas formas, si tuviésemos que cambiar un componente éste serían las ruedas Mavic Crossmax Elite Carbon. Su peso, cercano a los 1.600 gramos, queda algo alejado de lo que se merece este modelo y este montaje. Eso sí, tienen un buen funcionamiento y una anchura de llanta correcta para las tendencias actuales. Los neumáticos Vittoria Barzo, que ya probamos en ESMTB.com, son una buena elección, con un gran rendimiento en casi todos los terrenos, especialmente en condiciones de ligera humedad y barro. Detalles como el uso de puños ESI Grip de serie o un cierre de sillín ligero son de agradecer en componentes donde las marcas suelen recortar mucho en calidad en sus montajes de serie, incluso en la gama alta.

Esta Berria Bravo BR está disponible en 4 tallas: XS, S, M y L. Incluso la talla XS tiene espacio para dos portabidones, otro dato que muestra la atención al detalle puesta en este desarrollo. Precisamente esa talla tan pequeña en 29″, muy buscada en nuestro país, es una de las que se ha llevado más atención en su creación. Se ha logrado un cuadro ágil y compacto con una geometría equilibrada para poder llevar las ventajas de las ruedas de 29″ a usuarios de 1,5 m de altura.

La nueva Berria Bravo BR es una digna heredera del ya emblemático apellido Bravo BR y, gracias a su peso (9,2 kg con cámaras, que quedarán en menos de 9kg con ruedas tubelizadas, entorno a los 8,8 kg), geometría y relación entre rigidez y absorción ha logrado eso que se busca en cada rediseño, ser mejor que su predecesora. Lo cual en la saga Berria Bravo BR no es fácil. El precio de este montaje, de 6.000 Us$, refleja el nivel de componentes empleados. Eso sí, puedes tener una bicicleta con ese mismo cuadro de partida desde los 3.500 Us$.

Por: EsMtb