APRENDE A FRENAR COMO LOS CAMPEONES DEL MTB

Una gran parte de ir más rápido consiste en frenar más deprisa. Así se hace.

Para ir deprisa no sólo tienes que saltar y hacer “whips”, también debes aprender a frenar. Sólo así podrás ir al límite.
La frenada eficiente te permitirá ir más deprisa en las curvas y tener más control en cualquier tipo de sendero. Aquí tienes cinco consejos para echar el ancla.

1. El freno delantero detiene, el trasero disminuye la velocidad

El freno delantero es fundamental en cualquier vehículo. ¿Por qué?
Porque cuando se intenta detener un objeto su peso se transfiere hacia delante lo que aumenta el agarre en la rueda anterior y lo disminuye en la posterior.Por supuesto la rueda trasera sigue jugando un papel importante pero es fundamental acostumbrarse a detener la bici usando sobre todo el freno delantero.

2. Aprieta de manera progresiva

Frenos SRAM XX y palanca de cambios © Bartek Wolinski/Red Bull Content Pool

No, no es que te estemos dando un curso para aprender a disparar armas de fuego. Pero es muy importante aprender a modular la fuerza ejercida en las manetas de frenos.

Si aprietas demasiado fuerte bloquearás las ruedas.

Algo que tendrá mayores circunstancias si lo haces con el freno delantero.

Incrementa la presión sobre la maneta de forma gradual. Así aprenderás a controlar la deceleración y si se bloquea una rueda lo único que tienes que hacer es ejercer menos presión.

3. Frena en el momento justo

Myriam Nicole frenando fuerte © Nathan Hughes

La rueda delantera sirve para reducir la velocidad y cambiar de dirección pero no se deben hacer ambas cosas al mismo tiempo.
Las curvas se tienen que usar para generar velocidad y no para reducirla. La acción de frenado deberá estar hecha antes de inclinar la bici.

Para practicar busca un curva lenta en tu sendero favorito. Usa una botella como punto de referencia y muévete más cerca y más lejos de la curva.
Empieza lento y ve aumentando la velocidad. En medio del viraje puedes emplear los frenos para hacer pequeños ajustes.
Recuerda que siempre tienes que ser suave pues suavidad significa velocidad.

4. Los derrapes son para los niños

De lado a lado© Duncan Philpott/Red Bull Content Pool

Frenar, bloquear la rueda trasera y derrapar es algo espectacular, ¿verdad?
Derrapar destroza los neumáticos y los senderos y no sirve mucho para disminuir la velocidad. Más que derrapar lo que debes aprender es a flotar por el viraje.

Si el freno trasero bloquea con demasiada facilidad puede que necesite un sangrado o nuevas pastillas.

5. Siente la presión

Fairclough habitualmente usa una presión más baja© Nathan Hughes

La presión de los neumáticos es fundamental a la hora de frenar. Si está demasiado alta hará más fácil el bloqueo y si está demasiado baja no agarrará bien. Lo mismo vale para la presión de la horquilla delantera.

Haz experimentos con la presión de los neumáticos y de las suspensiones para que notes las diferencias.

Más consejos para frenar:

  • Los frenos de cuatro pistones ya se usan en las bicis más sofisticadas y son recomendables si haces descensos muy pronunciados.
  • Usar unas buenas pastillas de frenos supondrá una gran diferencia por muy poco desembolso económico. Si hace mucho frío monta pastillas metálicas pues se calientan antes y ofrecen más mordiente.
  • Si las manetas permiten ajustar la distancia experimenta con diferentes posiciones. Si están muy lejos pueden hacer que se te hinche el brazo y si están muy cerca te puedes pillar los dedos.
  • Baja los tobillos para ayudar a que la rueda trasera se entierre en las frenadas.
Por Ric McLaughlin RedBull