ALUMINIO O FIBRA DE CARBONO: ¿QUÉ ES MEJOR?

¿Qué es mejor para tu próxima mountain bike: fibra de carbono o aluminio? El dueño de un modelo caro te dirá que no hay nada superior a la fibra de carbono mientras que un mecánico podría asegurarte que basta y sobra con aluminio.

Puede llegar a ser un asunto confuso especialmente cuando se toma en consideración el precio de una bici nueva. No te preocupes, sigue leyendo y muy pronto podrás tomar esta decisión tan importante.

Peso

El aluminio ha evolucionado mucho pero a la hora de ahorrar gramos no hay nada como la fibra de carbono. Algo muy importante para los pilotos de cross-county o cuando se trata de enfrentarse a grandes cuestas.

Sin embargo, para los corredores de descenso el aluminio es una gran alternativa pues una bici demasiado ligera puede ser una desventaja. Es necesario un poco de peso e inercia para controlar la montura a altas velocidades, así que un modelo de aluminio podría ser lo ideal.

Cuánto más rígido, ¿mejor?

La fibra de carbono es más rígida que el aluminio por lo que es lo mejor para tener reacciones muy rápidas, algo que se necesita en cross-country. Para enduro/trail y descenso un poco de flexibilidad viene bien.

En los últimos años algunos corredores han encontrado demasiado rígidos los cuadros de fibra de carbono. Se sabe que los mecánicos de la Copa del Mundo construyen ruedas de fibra de carbono con muy poca tensión en los radios para dar algo de flexibilidad. Lo que debes saber es que no siempre más rígido significa mejor.

Precio y características

La fibra de carbono por lo general es más cara que el aluminio, otro aspecto a tener en cuenta. ¿Quieres un cuadro muy caro con componentes corrientes o un cuadro más económico con componentes de alta gama?

Al final se trata de gustos personales y de cuánto te quieras gastar. Si quieres tener los componentes mejores quizá es preferible que te decidas por el cuadro de aluminio. Sin embargo, la fibra de carbono puede ser un buen punto de partida para luego ir mejorando la calidad de los componentes.

Durabilidad

Se supone que el aluminio es mucho más resistente que la fibra de carbono pero la realidad es un poco más complicada. La fibra de carbono ha evolucionado mucho en los últimos años, mejorando su durabilidad. Cada material reacciona de una manera en el momento de sufrir una caída. La fibra de carbono puede llegar a partirse mientras que el aluminio tiende a doblarse.

Si participas en carreras de enduro en las que llegar al final es la clave, quizá un modelo de aluminio será lo más recomendable. Sin embargo, si quieres ir al límite en una prueba de DH la fibra de carbono podría suponer una ventaja.

No hay un ganador claro, cada material tiene sus ventajas e inconvenientes. Observa con atención tu conducción y de acuerdo con tu presupuesto elige lo que más te convenga.

Por Richard Bennett – RedBull