TRANSMISIONES MONO PLATO: CÓMO ELEGIR EL DESARROLLO IDEAL

Una de las últimas innovaciones que ha tenido lugar en el mundo del ciclismo de montaña ha sido las transmisiones mono plato. Este sistema de transmisión lo utilizan casi todos los profesionales y un gran número de aficionados.

Sin embargo hay que tener cuidado en la elección del número de dientes del plato para que la bicicleta se adapte perfectamente a nosotros. En el caso de llevar una transmisión de doble o triple plato no habrá que tener en cuenta estas consideraciones, ya que tanto por arriba como por abajo siempre encontraremos un desarrollo que se adapte a nosotros.

En las transmisiones mono plato sólo vamos a contar con 10,11 o 12 velocidades, por lo que habrá que elegir muy bien tanto el número de dientes de nuestro plato como el número de dientes del cassette.

Factores a tener en cuenta con las transmisiones monoplato

Estado de forma

El primer factor que habrá que considerar para la elección del desarrollo es el propio estado de forma del ciclista.

Por ejemplo, si en la bicicleta llevamos un plato de 30 dientes y el ciclista está muy en forma seguramente se le va a quedar corto cuando vaya con el máximo desarrollo.

Y para afrontar una subida muy pronunciada, al tener un buen estado de forma seguramente no será necesario que utilice el piñón más grande. Por lo tanto lo ideal para este tipo de ciclista sería llevar como mínimo un plato de 34 dientes.

Para un ciclista que esté menos entrenado un plato de 30 o 32 dientes puede ser más que suficiente.

En estas transmisiones el piñón más grande suele tener 42 o 50 dientes, y el pequeño 10 u 11 dientes.

Rutas

Las rutas que se vayan a realizar también tienen que considerarse a la hora de elegir los desarrollos en una transmisión monoplato.

Si la ruta que se va a realizar tienen subidas con pendientes muy fuertes y muy poco terreno llano sería conveniente llevar un plato de 30 o 32 dientes, siempre teniendo en cuenta el estado de forma. Se puede poner incluso un plato de 28 dientes.

Sin embargo si la ruta que se va a realizar es muy pistera y rodadora es interesante llevar un buen desarrollo máximo. Para ello seguramente un plato de 30 o 32 se quedará muy corto, y sería recomendable llevar un 34 o un 36.

Experiencia

Al final depende de la experiencia de cada uno la elección del desarrollo. Lo ideal es llevar aquel desarrollo con el que uno se sienta más cómodo.

No obstante sería recomendable tener platos de diferentes dientes para poder elegirlo en función de la ruta. En el cambio de plato no se tarda casi nada de tiempo y es muy sencillo de realizar.

Fuente Jairo Flores