TÉCNICAS PARA TOMAR CURVAS

Todo el mundo sueña con la curva perfecta, con un buen peralte y un agarre ideal que te permita negociarla a tope cada vez. Sin embargo, normalmente los sueños no tienen mucho que ver con la realidad.
Con frecuencia, las curvas no son nada perfectas, sino que tienen un piso suelto, rocoso, y resbaladizo que te puede traicionar en cualquier momento. Pero no dejes que esto te eche para atrás, aquí tienes cinco consejos para mejorar tu técnica.

1. Gira las caderas

Una parte fundamental a la hora de tomar una curva es girar tus caderas cuando estás en el viraje. El objetivo es mantener el pecho recto y estable y, al mismo tiempo, girar tus rodillas y caderas hacia el interior de la curva. Pega la rodilla externa al tubo superior del cuadro de la bici. Como con cualquier otra técnica, comienza a practicar a poca velocidad. Incluso puedes entrenar en una recta, llevando la bici de un lado a otro, cambiando el peso en tus caderas.

2. Inclina más la bici que el cuerpo

Cuando estás haciendo bien un peralte, tu cuerpo se inclina con la bici y la mayor parte del tiempo mantienes rectos los pedales. Si usas la misma técnica en una curva plana tendrás una fea caída. Aprieta el pedal externo y mantenlo totalmente abajo (en la posición de las seis horas en punto). Al mismo tiempo, inclina la bici hacia el interior de la curva con los brazos doblados, con el cuerpo ligeramente recto. Esto ayudará a que los neumáticos se agarren más al suelo.

3. Elige bien la trazada

Algunas curvas casi eligen la trazada por ti, son los virajes perfectos. Pero las curvas planas ofrecen más posibilidades. La trazada más interior en la que tocas el ápice puede parecer rápida pero podría haber una raíz o alguna roca dispuestas a aguarnos la fiesta. Mira la posibilidad de trazar por fuera, normalmente es la opción más lenta pero podría ofrecer mucho más agarre.
Los riders profesionales de descenso son muy buenos en este apartado. Pasan mucho tiempo caminando por la pista, analizando cada curva. A veces tienes que pensar desde fuera para conseguir el tiempo más rápido.




4. El compuesto de los neumáticos

Los pro riders pueden negociar las curvas en casi cualquier bici pero para los simples mortales como nosotros hay técnicas que nos ayudarán. En las curvas planas tu mayor aliado para favorecer el agarre es emplear los neumáticos correctos. Elige unos que tengan un flanco generoso con un gran dibujo que se hunda cuando la bici esté inclinada. Las gomas de gama alta con frecuencia tienen compuestos más blandos en los bordes y más duros en el medio, lo que te ayudará a mantener la velocidad en las rectas y tener tracción en los virajes.

5. Presión de los neumáticos

Finalmente, experimentar con la presión de los neumáticos es un buen método para mejorar la manera de negociar los virajes planos. Si la presión está muy alta los neumáticos no morderán la superficie por lo que resbalarás con facilidad. Con la presión muy baja la goma no tendrá la rigidez necesaria y hasta podría salirse de la llanta, lo que sería bastante negativo para la salud del rider.
No hay una receta mágica para dar con la presión perfecta, donde se encuentra el ideal entre agarre y rigidez. Tendrás que experimentar hasta encontrar lo que mejor te funcione. Así que sal con un medidor de presión ¡y traza las curvas de forma mágica!

About these ads