¿QUIERES EMPEZAR A USAR LA BICICLETA? TE DAMOS ALGUNOS CONSEJOS BÁSICOS

La bicicleta ha sido un invento que se ha extendido en el tiempo: a pesar de su evolución en materiales y tecnología sigue teniendo el mismo principio simple de dos ruedas que son impulsadas a pedal.

Y tal vez esa sea la base de su éxito y que sea uno de los vehículos más populares del planeta: según la Unión Ciclística Internacional (UCI), 2.000 millones de personas en todo el mundo utilizan la bicicleta como método de transporte, diversión, actividad física o simplemente para cuidar el planeta.

Sin embargo, también muchas personas tienen una bicicleta estacionada en la casa y no se animan a montarla porque piensan que cansa mucho, porque produce lesiones, porque es peligrosa o porque simplemente les da pereza.

Ciclismo

 

“La bicicleta es la forma más fácil y saludable para ir a alguna parte sin utilizar el automóvil, sin tantos riesgos de lesionarse como otros deportes”, explicó el presentador de la BBC Shaun Keaveny, reconocido activista británico para el uso de la bicicleta como medio de transporte.

“Lo bueno de la bicicleta es que lo pueden hacer todas las personas y sobre todo que no hay una forma específica de hacerlo, hay muchas, por lo que es la hora de montarse en una bicicleta”, añadió.

En Bicird  te presentamos algunos consejos básicos para animarse a agarrar la bicicleta.

¿Para qué utilizo la bicicleta?

Tiene razón Keaveny cuando dice que la bicicleta tiene muchas opciones.

Creada como medio de transporte, su evolución la ha convertido no sólo en un vehículo de cero emisiones de dióxido de carbono, sino también en una de las prácticas deportivas más populares del planeta.

Y tampoco se gasta en combustible. Sólo en mantenimiento.

la bicicleta

 

En China, unas 500 millones de personas se movilizan en ella para ir al trabajo, pero es en los países nórdicos (Finlandia, Suecia y Noruega) donde más del 60% de la población la utiliza como medio de transporte.

Pero si las calles de la ciudad le producen miedo camino al trabajo, siempre está la alternativa de usarla de forma recreacional los fines de semana o para hacer deporte: el ciclismo es practicado por más de 5.000 deportistas de élite que compiten en las principales carreras que organiza la UCI al año.

Lea: ¿Cómo escoger la bicicleta ideal para ti?

Y es aquí donde se abre un abanico de opciones: todoterreno, ruta, pista, BMX o simplemente para salir a pasear por el parque con la familia, la bicicleta es una posibilidad constante en dos ruedas.

¿Cómo evitar el dolor del sillín?

Para las personas que deciden tomar el impulso de salir a la calle en el llamado “caballito de acero” después de mucho tiempo de no hacerlo es posible que sufran del “dolor del sillín” (saddle soreness, en inglés).

La incomodidad causada por el dolor del sillín puede arruinar cualquier empeño de agarrar la bicicleta para lo que sea: transporte, deporte o una salida divertida.

Bicicleta

 

Por esa razón, es importante tener en cuenta un par de aspectos para evitar este inconveniente.

Si tu sillín está muy alto o muy bajo es posible que produzca dolor.

La mejor forma de ubicar el sillín es poner la planta del pie sobre el pedal y empujarlo hasta que esté en la parte baja (como si estuviera indicando las seis horas en un reloj de manecillas) y en esa posición se debe producir una leve inclinación de la rodilla.

Acto seguido es comprar, en la medida que se pueda, pantalones de ciclista adecuados. Muchos tienen una zona de protección para amortiguar la presión del sillín en el cuerpo. La recomendación es ante todo evitar utilizar ropa interior de algodón.

Otro factor es tratar de no pedalear siempre sentado. Es importante intentar levantarse de la silla de vez en cuando y avanzar con la bicicleta para darle descanso a la zona que se apoya en el sillín.

Lea: ¿Cómo dominar tu mente sobre una bicicleta?

La forma y composición del sillín también es clave, pero aquí no existe un consejo estándar que se pueda aplicar a todos. La única recomendación es buscar el que más se adecúe a los huesos de la cadera o pedir consejos a un especialista.

Cómo evitar los pinchazos

Uno de los puntos débiles de salir a montar bicicleta son los neumáticos, porque a diferencia de otros vehículos, como la motocicleta o los autos, no se puede cargar con una llanta de reserva, por lo que un pinchazo puede arruinar cualquier intento de montarse en una de ella.

Pinchazos

 

Primero hay que escoger los neumáticos adecuados. Algunas personas prefieren las llantas ultralivianas para ganar algunos minutos en el camino al trabajo cada mañana, pero lo cierto es que la recomendación es buscar aquellas que sean más resistentes a los pinchazos.

La tecnología más conocida es el refuerzo con Kevlar, pero la mayoría de estas llantas tienen una indicación al costado que específica claramente para qué tipo de uso se recomienda.

También es necesario revisar cada tanto si algún clavo o vidrio se han incrustado allí antes de que causen un verdadero daño.

Otro aspecto fundamental es la presión de las gomas. Muchas veces cuando va un poco desinflada es favorable para que se produzcan pinchazos debido al roce del neumático con el metal de la llanta.

Pero, si por el contrario va muy inflada, es propensa a sufrir cortes y desinflarse debido a los vidrios y otros restos puntiagudos que hay en la calle.

Por eso, otro consejo importante es llevar siempre las llantas en la presión adecuada.

Muchas veces a pesar de tomar todas las precauciones, es inevitable quedarse en medio de la carretera con una llanta perforada.

Por eso es importante siempre cargar los llamados parches y un buen inflador, que sirven para reparar la bicicleta de forma temporal hasta llevarla al taller.

About these ads