¿POR QUÉ SE DUERMEN LAS MANOS CUANDO VAS EN BICICLETA?

Los dolores de manos en el Mountain Bike y el ciclismo en general son bastante comunes y suelen deberse a un incorrecto apoyo de las manos sobre el manillar. Ya sea en bicicleta de montaña o en una bicicleta de spinning, una de las patologías más frecuentes es la de las manos dormidas o el hecho de notar un leve pero incómodo cosquilleo en las mismas. No es nada grave, pero sí puede resultar molesto realizar una salida en bici o una clase de 45 minutos con esa sensación.

El nervio ulnar o cubital se origina en la zona del hombro y recorre todo nuestro brazo hasta los dedos, entrando en nuestras manos por la parte de la palma. Si lo mantenemos aprisionado entre la mano y el manillar notaremos al cabo de unos minutos un cosquilleo o adormecimiento de las manos.

Esto se debe a una mala postura sobre la bicicleta: lo ideal es utilizar la fuerza de nuestro core o parte central del cuerpo para repartir el peso de nuestro cuerpo y mantener así una postura correcta. Si la fuerza del core es insuficiente, tendemos a echar nuestro peso hacia delante, sobre las muñecas, y de esta forma presionamos el nervio ulnar notando ese hormigueo.

La solución a este problema, por tanto, pasa por mantener una postura correcta durante todo nuestro entrenamiento, concentrándonos en la zona del core mientras damos pedales. Otra cosa que nos puede ayudar es regular correctamente la altura del sillín de nuestra bici, que debe colocarse a igual altura que el manillar o ligeramente más arriba.

Fuente: Vitonica