POLIETILENO NANOPOROSO, EL PRIMER TEJIDO DEL MUNDO QUE REFRIGERA LA PIEL

La ropa técnica para deportistas, por no mencionar otras múltiples aplicaciones, está de enhorabuena. Un equipo de científicos de la Universidad de Stanford ha publicado recientemente un estudio con los resultados de un nuevo tejido sintético capaz de disminuir hasta 4ºC la temperatura corporal de una persona con respecto a cualquier otro tejido convencional. ¿El secreto? Polietileno nanoporoso.

Polietileno nanoporoso, el primer tejido del mundo que refrigera la piel
Según explica el equipo de científicos encabezado por Po-Chun Hsu: “Del cuarenta al sesenta por ciento del calor corporal es disipado como radiación infrarroja. Si puedes enfriar a una persona en lugar del edificio donde trabajas o vives, eso ahorra energía. Con la utilización de prendas que expulsan el calor se podría ahorrar hasta un 45% de los costes energéticos del aire acondicionado”. Obviamente, además de un enorme ahorro energético con el consiguiente beneficio medioambiental, un tejido ‘refrigerante’ puede suponer una verdadera revolución en la industria textil deportiva.

El tejido presentado por el equipo científico de Stanford es un tipo de polietileno nanoporoso que deja escapar la radiación térmica, el aire y el vapor de agua y que es opaco a la luz visible. Según las pruebas realizadas, el novedoso tejido permite salir hasta un 96% de la radiación infrarroja del cuerpo, frente al 1.5% del algodón. Explicado de forma práctica, el polietileno nanoporoso es capaz de mantener la temperatura corporal 4°C por debajo que un tejido convencional, y sólo calienta la piel 0.

8°C frente a los 3.5°C del algodón o los 2.9°C de otros polietilenos utilizados en la industria.

Polietileno nanoporoso, el primer tejido del mundo que refrigera la piel
¿Qué aplicaciones puede tener este novedoso y fresco tejido? En la parte que nos interesa, la de la ropa técnica deportiva: equipaciones capaces de disipar el calor corporal de forma mucho más efectiva pueden suponer una revolución en el mundo del deporte. En segundo lugar, la ropa de calle: ropa para el día a día que mantiene a la persona más fresca, con el ahorro energético que ello supone en, por ejemplo, oficinas, edificios, centros comerciales e incluso coches.

Estudio | Radiative human body cooling by nanoporous polyethylene textile