MARIO MOLA GANA EL TÍTULO MUNDIAL DE TRIATLÓN EN UN DRAMÁTICO FINAL

El español Mario Mola ganó hoy el título mundial de triatlón al entrar en quinto lugar en la final de Cozumel, México, en la que el británico Jonathan Brownlee sufrió un golpe de calor a unos 500 metros de la meta.

El medallista olímpico sudafricano Henri Schoeman ganó el título este domingo con 1h46:50, seguido de Jonathan Browlee (1h47:08), su hermano Alistair Bronwlee (1h47:08), el sudafricano Richard Murray (1h 47:35) y Mario Mola (1h47:36).

Mola ganó el título del campeonato mundial con 4.819 puntos después de nueve fechas, seguido de Jonathan Brownlee, 4.815, y del español Fernando Alarza, noveno hoy en Cozumel, con 4.087.

Fue la de este domingo una competencia en condiciones de calor y humedad en la que Mola, quien llegó a Cozumel con ventaja en el ránking del campeonato mundial, salió del agua con 22 segundos de desventaja respecto a Jonathan, el único que podía arrebatarle el título de la temporada.

La situación se complicó para el español en la prueba de ciclismo en la que el campeón olímpico Alistair Browlee trabajó para su hermano junto con otros seis competidores.

En la primera parte los siete cobijaron a Jonathan, no lo pusieron a rotar adelante para que no acumulara cansancio y al final lo dejaron puntear lo cual ocasionó que la ventaja sobre el español fuera de 1:33 cuando Mola bajó de la bicicleta.

Temprano en la carrera pedestre Jonathan dio un jalón y se sacudió a Schoeman para tomar ventaja en la carrera en una actitud temeraria porque la competencia transcurrió a más de 30 grados de temperatura y con 90 por ciento de humedad.

Con posibilidades casi nulas de ganar el campeonato si Jonathan lograba el triunfo que se veía venir, Mola se limitó a hacer su trabajo de rebasar corredores y mejoró del duodécimo al quinto lugar; necesitaba un milagro para convertirse en campeón mundial y éste ocurrió de la manera más angustiosa para los británicos.

Cuando estaba a punto de ver la meta, Jonathan comenzó a perder la armonía de su paso, miró hacia atrás y quedó claro que pasaba por una crisis, algo confirmado segundos después cuando se tambaleó por el golpe de calor.

Alistair se apresuró a ayudar a su hermano y lo abrazó para llegar con él, lo cual facilitó la victoria de Schoeman, seguido de Jonathan, quien a un metro de la meta fue empujado por Alistair y luego de pasar la línea cayó al suelo con una deshidratación severa.

Alistair, campeón olímpico en Río de Janeiro, fue tercero, Murray, cuarto, y Mario Mola acabó quinto, suficiente para ganar el título mundial, luego de haber sido subcampeón en 2014 y 2015 y de haber ganado en Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos), Gold Coast (Australia), Yokohama (Japón) y Hamburgo (Alemania).