LAS FAT BIKE PUEDEN SER COMPETITIVA?

Cada vez es más habitual ver por los caminos las denominadas fatbike.
Aunque inicialmente son bicicletas pensadas para rodar por lugares específicos como nieve o arena, son más versátiles de lo que podrían parecer a simple vista.

 ¿podría realmente una fatbike ser competitiva en una prueba de mtb?. Para que una bicicleta de este tipo sea realmente competitiva en una prueba de ciclismo de montaña hay que tener en cuenta diferentes aspectos.

Estado de forma

Evidentemente el primero que tiene que ser competitivo es el ciclista. Si no es competitivo con una bicicleta de 29 pulgadas no va a serlo con una fat bike.

Sin embargo, si es un biker competitivo, en un muy buen estado de forma seguro que con la fat bike puede hacer un buen papel, aunque dependerá de muchos factores.

Como prueba de esto, en la pasada Titan Desert, dentro de los primeros 50 clasificados se colaron 4 participantes que llevaban una fat.

Peso de la fat bike

Uno de los retos más complicados para que una fat sea competitiva es el peso de la misma. Suelen ser bicicletas bastante más pesadas que una 29 ligera.

Para aligerar una fat bike es recomendable tubelizar las ruedas, para poder así desprenderse de las cámaras y ahorrar unos gramos. Evidentemente que el cuadro sea de carbono, que lleve monoplato y que la horquilla sea rígida. Solamente con los neumáticos se tiene amortiguación suficiente.

Con componentes de alta gama podría dejarse una fat en un peso que ronda los 10kg, pero claro, hay que recurrir a la cartera para poder hacerlo.




Neumáticos

Cada vez hay más variedad de neumáticos para este tipo de bicicletas. Los más anchos pueden llegar a tener hasta 4,8″. Pero ese tipo de neumáticos estarían pensados para rodar por terrenos como arena y nieve.

Sin embargo ya se fabrican neumáticos para fat que tienen 4″ de ancho. Sigue siendo mucho, evidentemente, pero lastrará mucho menos que un neumático de 4,8″ en las zonas donde haya que rodar.

Presión de los neumáticos

Si en una bicicleta “normal” la presión de los neumáticos juega un papel muy importante, en una fat mucho más.

Las ruedas de las fat bike están diseñadas para poder rodar a muy bajas presiones, de un mínimo de 0,3 bares. Pero esta presión estaría recomendada para rodar en arena o nieve.
Si es una ruta más rodadora habría que meter más presión, que rondaría entre 0,4 y 0,7 bares para terrenos variados.

Horquilla

Hemos comentado en el apartado del peso que sería recomendable en una bicicleta de este tipo llevar una horquilla rígida. Ello ahorrará en torno a 1kg de peso en el conjunto de la bicicleta.

En estas bicicletas, al tener los neumáticos tanto balón y además ir con una presión baja, el propio neumático hace la función de la horquillla, por lo que no es nada descabellado montar una horquilla rígida en una fat bike.

Por Jairo Flores
About these ads