ESTIRAMIENTOS PARA ALIVIAR LA TENSION EN LAS PIERNAS DESPUES DEL ENTRENAMIENTO

El ciclismo de montaña es una actividad que requiere de nuestras piernas un trabajo duro, ya que la acción de pedalear hace que todos los músculos de nuestras piernas se mantengan activos y en acción.
En el ciclismo en general, se produce un gran estrés para la musculatura de las piernas, y es muy importante reponerlas tras un duro entrenamiento.
Aquí veremos un ejercicio de estiramiento ideal para recuperarnos tras una sesión de bicicleta.

estiramientopiernas

Realización del ejercicio de estiramiento

Con el siguiente ejercicio de estiramiento conseguiremos estirar con un solo gesto los músculos más afectados durante la acción de pedalear, como son el bíceps femoral y los isquiotibiales, además de conseguir aliviar tensión en los gemelos y glúteos. Solamente es necesario que nos pongamos manos a la obra y lo incluyamos en nuestra rutina de entrenamiento.

Para hacer este ejercicio de estiramiento simplemente necesitamos nuestro propio cuerpo, una esterilla en la que recostarnos para evitar hacernos daño en la espalda y una pared en la que apoyarnos.  Es conveniente realizar este ejercicio al finalizar la sesión de entrenamiento. Nos bastará con dedicar unos minutos en su realización, y lo podemos alternar con otros estiramientos con el fin de conseguir una recuperación muscular óptima.

Ejecución del ejercicio de estiramiento

Para realizar este ejercicio debemos tumbarnos boca arriba. Colocaremos la espalda completamente pegada al suelo, siendo recomendable que además de la esterilla coloquemos algo blando (una almohada o similar) bajo nuestro cuello para apoyar de este modo la cabeza cómodamente. Debemos colocar las piernas en alto, de manera que queden apoyadas contra la pared formando un ángulo recto con nuestro tronco.

Comenzaremos a realizar el estiramiento con las piernas juntas, notando como toda la parte trasera de nuestras piernas se estira. Poco a poco iremos separando las piernas, siempre manteniéndolas pegadas a la pared.
A medida que nuestras piernas vayan separándose, conseguiremos estirar la zona de los abductores y de este modo eliminar las tensiones que hayan podido acumularse en esa zona.

Es muy importante mantener esta postura durante unos minutos para ir aumentando poco a poco la duración de este ejercicio de estiramiento.
También es necesario mantener la espalda pegada al suelo, ya que no debemos arquear la espalda en ningún momento. De esta manera, conseguiremos relajar la musculatura de nuestras piernas de una forma óptima en tan solo unos minutos con este sencillo ejercicio.

 

Por: Vitónica